¿Cronoescalada por equipos? Sí, pero…

Hace un tiempo que lo llevo pensando aunque seguramente más de uno se lo planteó alguna vez. Existe la contrarreloj individual llana y le contrarreloj individual con final en alto (popularmente conocida como cronoescalada). En la modalidad por equipos solo existe la versión llana. ¿Por qué no una modalidad de contarreloj por equipos con final en alto? No lo veo como final en puerto de entidad puesto que el papel del equipo quedaría relegado a un segundo plano, pero ¿en un repecho?.

Estamos cansados de ver grandes rondas que se inician con una crono por equipos que produce cierto espectáculo (muchas veces mejorable) pero que genera una clasificación general el primer día en la que el equipo que gana suele colocar a 8 o 9 de sus miembros entre los 10 primeros de la general. Muchas veces los equipos dejan a sus líderes en un segundo plano y permiten a uno de sus gregarios coger el maillot de lider, algo que no suele gustar al organizador, que desea que los llamados “gallos” den la cara desde el primer día.

Otras grandes se inician con un prólogo en el que nadie arriesga y cuyo principal interés está en ver el duelo entre las dos estrellas del momento en esta modalidad (lo cuál reconozco que es bastante interesante).

Y una tercera opción es la de hacer una etapa normal con previsible sprint.

Con este post no quiero decir que todas estas modalidades deban desaparecer para siempre de los libros de ruta de las carreras, pero sí quiero defender la posibilidad de romper con esto y crear un nuevo tipo de inicio de vuelta por etapas.

Después de darle vueltas a la estructura que debería cumplir una de estas “Cronoescaladas por equipos” creo que es una opción viable y que podría ser muy espectacular siempre y cuando siga unas pautas que os presento a continuación:

  1. Ser primera etapa de una vuelta por etapas. Esto es al hilo de lo que contaba antes. No lo veo como etapa en medio de una gran ronda ya que haciéndola larga podría provocar diferencias muy exageradas y si la haces corta no tendría mucho sentido.
  2. Recorrido con una primera fase llana donde el equipo pueda desarrollar su potencial. Debería constar de unos 10 o 12kms. Una distancia que permita cierta adquirir cierta ventaja a los equipos más fuertes pero que no sea algo inalcanzable para un buen “uphill finisher” con un equipo más flojo en llano.
  3. Final en alto, no puerto, de 1 o 2 kms de longitud. El clásico repecho belga dentro de una ciudad, el acceso a un castillo o cualquier otro lugar que pueda deparar cierto espectáculo tanto deportivo como visual.
  4. Marca tiempo el primero del equipo. Esto es muy importante que sea así. Cada corredor obtendrá su propio tiempo y será parte de la estrategia del equipo a quien se deja atrás o a quien hay que llevar resguardado lo máximo posible.

¿Qué veríamos en esta modalidad?

  • Equipos lanzados para llevar a su lider en el mejor tiempo posible al inicio del repecho final.
  • Una estrategia distinta en cada equipo, provocando que tenga que elegir entre cabra o bici convencional para cada uno de sus componentes. La bici convencional sería para los destinados a marcar la pauta en el repecho final. Estos verían mermadas sus prestaciones a la hora de entrar al relevo en el llano…si es que deciden entrar. Esta diversidad estratégica daría un toque de interés a la carrera.
  • Los equipos con dos líderes provocarían situaciones de carrera espectaculares y con cierto morbo (en el buen sentido) para el espectador.
  • Sería posible organizarlas en las calles más espectaculares de la ciudad que acoge la salida, ya que no requiere de grandes avenidas para la parte final de la etapa (en el repecho final los ciclistas irían prácticamente de 1 en 1).
  • Colocando un punto de referencia al inicio del repecho final (visible tanto por espectadores como por ciclistas) podríamos vivir situaciones muy emocionantes donde un equipo con peor tiempo y un lider muy fuerte pudiera realizar espectaculares remontadas.
  • El primer día viviríamos una gran lucha entre los clásicómanos con buen final y los vueltómanos que salen a disputar la carrera.
  • Una clasificación general con los gallos en las primeras posiciones desde el primer día.
  • Al ser una crono corta no habría excesivas diferencias por lo que las etapas siguientes seguirían contando con emoción de la lucha por el maillot de lider.

Por todo esto, creo que la modalidad de la cronoescalada por equipos sería un gran inicio para una gran vuelta (mientras escribo esto pienso en La Vuelta y su continua búsqueda de la innovación) y que puede provocar imágenes y situaciones espectaculares. Sólo de pensar en una etapa de estas características con final en Monte Igueldo tras atravesar la Playa de la Concha o en Santa María del Naranco (km 2 de ascensión al Monte Naranco) en Oviedo… Y esto son solo dos ejemplos pero seguro que el lector conoce muchos más posibles recorridos.

 

2 pensamientos en “¿Cronoescalada por equipos? Sí, pero…

  1. David-@CiclismoG90

    Tiene emoción lo de la referencia a pie de repecho. No lo veo mal, se puede probar, ¿Por qué no?
    Matizaría que para mí eso no es una cronoescalada, sino una contrarreloj con un repecho/puerto, como pudo ser la de la Vuelta’14 en Borja, el día que cayó Quintana, pero en este caso con el repecho al final y no en medio; dándole la emoción de las diferencias de tiempos entre pie de puerto y meta.

    Pero sí, la idea me parece que aporta un punto extra de emoción para una CRE inicial, normalmente sosa. Y tiene mucho más sentido que una CRE como la de Jerez en la Vuelta, llena de rotondas y técnica, donde un equipo difícilmente puede exprimir su potencial relevando.

    Responder
    1. cronoescalada Autor

      La clave es lo de que marca tiempo el primero del equipo, o lo que es lo mismo, cada corredor obtiene su tiempo en meta.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *