Mensaje de Nochebuena ciclista

Como ciclistas y usuarios de redes sociales estamos más que concienciados sobre la importancia de adelantar correctamente a los ciclistas. Hemos visto millones de veces los hashtags, vídeos, infografías y demás contenido que nos muestra cómo adelantar correctamente a un ciclista o grupo de ciclistas. Incluso toda esta divulgación 2.0 se nota ya en las carreteras donde la gente cada vez deja más separación y es más respetuosa con los ciclistas. En general claro, luego están las excepciones. Y es aquí donde entra en juego lo siguiente que os voy a contar.

Desde mi experiencia de usuario de bicicleta de carretera he advertido que estas excepciones que no adelantan correctamente engloban a dos tipos de personas:

  1. Los gilipollas
  2. Los (todavía) ignorantes

Contra los primeros poco podemos hacer. Es una batalla perdida. Los gilipollas existen desde que existe el hombre y hacen que parezca que Darwin no realiza su trabajo.

Pero con los segundos sí podemos hacer un buen trabajo. Estos ignorantes, al contrario que nosotros, no usan redes sociales ni saben lo que es un retuit. Pero al igual que nosotros se sentarán en una cena de Nochebuena. Ahí es donde comienza nuestra misión. Llegados al momento de los postres (aunque esto lo dejo a elección vuestra) es buen momento para lanzar al aire la pregunta:

¿Alguno de vosotros sabe cómo adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas?

En este momento vuestro cuñado o cualquier persona presente en la mesa que ejerza dicho cargo tomará la palabra y os expondrá una teoría, mas o menos correcta, sobre cómo adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas. Digo que “mas o menos correcta” porque los cuñados son muy de “videos que vieron por internet” y reconozcámoslo: adelantar bien a un ciclista es extremadamente sencillo. No obstante deberéis estar atentos para completar todos los casos incluyendo:

  1. Adelantar ciclista: dejando como mínimo 1.5m entre coche y ciclista.
  2. Adelantar ciclista en raya continua: permitido pisar la raya siempre que haya condiciones de seguridad.
  3. Adelantar ciclista si vienen más ciclistas de frente: prohibido siempre.
  4. Prioridad sobre ciclistas en rotondas: los grupos de ciclistas cuyos primeros ciclistas ya hayan entrado en una rotonda tienen prioridad. Es decir, funcionan como un único vehículo. Esta regla al final resulta una trampa para los ciclistas pero conviene explicarla.
  5. (para nota) En descensos los ciclistas podemos trazar ocupando todo el ancho del carril si fuese necesario. Esto nos da mayor seguridad en la bajada sobre todo en curvas a izquierdas donde además, la parte derecha de la calzada suele estar muy sucia.

También deberéis explicar por qué podemos circular de dos en dos esgrimiendo que es por nuestra propia seguridad y no para ir de cháchara. Y debemos estar preparados para defender que hay ciclistas, que al igual que conductores, no respetan las normas. Como dijimos antes los gilipollas existen y algunos tienen bicicleta.

Hay que involucrar en esto al cuñado ya que podría ejercer de altavoz mediático y aprovechar su oratoria en sus futuros eventos. Si los cuñados encuentran un filón divagando esto, tendremos mucho ganado. Ni Twitter hizo tanto por la causa.

Es importante hacer hincapié en las personas objetivo: las que conducen y no son usuarios de redes sociales. Ahí es donde tendremos la ganancia. Tus abuelos, tus tíos y demás familia, al levantarse de la mesa, deben ser conscientes de cómo se adelanta un ciclista y de que la diferencia entre hacerlo bien y hacerlo mal puede ser de -10 segundos y +1 vida.

Si conseguimos que comprendan esto habremos ganado mucho.

PD: ¡Y no te olvides de compartir esta reflexión con tus amigos ciclistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *